Archivo de la categoría: Ese deporte llamado Balonmano

Hablemos de balonmano

Decido publicar este post, que tenía olvidado en la lista de esos de tantos que tengo escritos y espero el momento para que puedan ver la luz. Hoy le toca a este.

Hoy toca hablar de balonmano. Un tema, que dejé aparcado hace ya más de un año por diversos motivos, que ni me conviene ni me apetece recordar. Las crónicas escritas aquí siguen, las cartas a quien le interesen también, pero hoy toca hablar del lado profesional de este maravilloso deporte.

“Es una pena” podría ser el resumen de lo que está pasando en España con el balonmano. A nivel aficionado, las cosas ya están lo suficientemente mal como para seguir adelante. Lo bueno de todo esto, es que los amateurs no dependemos del todo de un patrocinador, ni de un ayuntamiento. Las ayudas son eso, ayudas, pero no soy capitales. El balonmano amateur lo sustentan gente como yo, como otros muchos que anualmente se pagan una ficha, un seguro y dedican parte de su vida a un deporte que les apasiona. Un porcentaje de esos, además de jugar, también se dedica, gracias a Dios, a enseñar. Son aquellos que más respeto me merecen. No confundir los que intentan enseñar con los entrenadores, ya que hay versiones variopintas del tema. Hay entrenadores que no enseñan, y gente que enseña que no entrena. No siempre los términos van ligados.

A todos los que nos gusta enseñar, y en un momento dado pudimos hacerlo desde un banquillo, nos apasiona ver una camada nueva de chavales. 12-15 niños que midiendo palmo y medio ya se enfrentan a golpes y garrotazos de contrarios, que aunque parezca impensable, desde infantiles se arrean ya en este deporte. Hay desde luego, muchas maneras de incitar a un niño a hacer deporte, y más aun de encaminarlo hacia uno en concreto. La ilusión de todo padre es, que su hijo salga futbolista. Ni que decir tiene que las posibilidades de que un niño llegue no a ser una estrella, si no tan siquiera a jugar en Primera División, son más que remotas. Aun y con todo, el padre ve dos cosas claves. La primera, y quizá por encima de todo, el dinero. El dinero que mueve el fútbol es posiblemente la razón número uno por la que un padre enseña a pegar patadas a un balón a su hijo. La segunda posiblemente sea, el reconocimiento. El reconocimiento social a los futbolistas profesionales. Podríamos ser vecinos de un campeón de Europa de esgrima, de bádminton, de squach o de petanca, y ni siquiera saberlo. Pero si fueramos vecinos no de una estrella, sino de un futbolista de Primera División, correríamos a contárselo a un amigo.

La manera de incitar a un chaval a que juegue a un deporte es sin duda la televisión. Y los chavales sueñan con ser jugadores de fútbol, porque desde pequeños lo ven por televisión, los padres los llevan a ver partidos de Primera de vez en cuando, y cuando no, a ver al equipo del pueblo o al filial de ese Primera. La afición e interés del niño crece, y se vuelve en ilusión. No voy a intentar ganar la guerra de las televisiones, porque si ya es difícil poder ver en abierto los partidos de un Mundial de balonmano, ni imaginar quiero cuan difícil es seguir la Liga Española.

La otra manera, es la tradición. A nivel personal, conozco pueblos donde el fútbol es, el segundo deporte. Quizá incluso el tercero, tanto por tradición, como por porcentaje de jugadores. Zarauz, es un gran ejemplo. Un pueblo costero, de unos 20.000 habitantes fijos y triplicado en verano que tiene ni más ni menos un equipo en División de Honor “B”, lo que sería la Segunda División española. Lo mismo pasa con Rentería, menos habitantes aun y compitiendo también en la segunda máxima categoría a nivel español. Sus jugadores, no tienen ni apellidos raros, ni sueldos altos, ni siquiera coches lujosos. Son jugadores que han crecido desde pequeños mamando el balonmano, yendo al polideportivo en vez al campo de fútbol. Y es posible incluso, que alguno una vez rechazado en el fútbol, se pasara al balonmano. Así se ha hecho un gran jugador más de uno.

Estos pueblos viven esa suerte, la trabajan desde pequeños, desde alevines, desde que corren prácticamente, y se merecen ese reconocimiento. Los demás, nos tenemos que aferrar a que a un niño le de por ver un día un partido de pasada en el polideportivo, y le guste. Y su padre le ayude a engancharse. Para esto, volvemos a la televisión. Que alguien haciendo zapping, o incluso de forma consciente sea capaz de ver un partido de balonmano por la televisión es un gran mérito, y cada año lo es más. La liga española, la Asobal, fue hace años la mejor del Mundo. 4 equipos que competían el todo por el todo, presupuestos altos, los mejores jugadores del Mundo. Hacer una selección Mundial era simil de hacer una selección de la Liga Española. Casi todo aquel jugador que ha tenido o tiene un reconocimiento mundial en el mundo del balonmano, pasó por España, Ademar, Portland, Ciudad Real o Barcelona eran sin duda, estaciones donde parar, labrarte un futuro, hacer dinero y recoger ese prestigio.

Hoy en día la Liga se ha hecho aguas. Los mejores jugadores del Mundo no juegan en España, y los mejores jugadores españoles están emigrando al extranjero. La razón, la que todos sabemos: Liquidez. No hay un duro para pagar esas fichas astronómicas (astronómicas a nivel del balonmano, el jugador mejor pagado del Mundo cobra 800.000 euros al año, por 24 millones del fútbol) y solo dos equipos, y cada vez más solo uno, puede afrontar en este país esas fichas. La conclusión es clara. Una Liga dominada por el Barcelona que consigue incluso plenos de puntuación al cabo de 30 partidos de Liga, y que es media selección española. Lejos de la Liga, el balonmano tiene un formato de competición internacional muy atractivo. No hay Mundiales y Eurocopas cada 4 años como en el fútbol o el baloncesto, sino cada 2. Esto hace, que cada Enero, por estas fechas, de comienzo bien un Mundial bien un Europeo. Y este año, se juega en España.

Si, en España. ¿No habéis visto los carteles publicitarios en los campos de fútbol? ¿Y en las marquesinas de autobuses de las ciudades? ¿Y los anuncios de televisión? ¿No?. Yo tampoco.

España está volviendo a demostrar la inutilidad de este país de llamar la atención de sus habitantes con un evento importante que no sea un Mundial o un Europeo, pero de fútbol claro. Anuncios por doquier, ruedas de prensa, convocatorias, columnas de opinión, portadas de periódicos deportivos y de información general…. pero si no es de fútbol, no interesa. La Federación ha perdido una oportunidad sin igual de fomentar un espectáculo precioso como es un Mundial en su país. De dar entradas a las Federaciones Territoriales para que estas den entradas a los más pequeños para que se aficionen. De precios populares y baratos para que los pabellones estén llenos. Pero, ¿cómo lo van a hacer, si a menos de un mes vista todavía no estaban confirmados los pabellones? Este país y su cultura, la describió a la perfección Mariano José de Larra en su “vuelva usted mañana” y es que si puedes hacer algo mañana, por qué lo vas a hacer hoy?

No tenemos publicidad, ni merchandising. La gente de a pie no tiene ni idea de si este año se juega un Mundial o el Trofeo Hermanos Garcia. Menos aun si es en España o en Groenlandia, y aun así, queremos que este deporte crezca. Recortamos presupuestos, nos olvidamos de la gran labor que hacen los equipos pequeños y de pueblo, y lo único que queremos es, ganar dinero. ¿Qué otra cosa si no? Basta con abrir una web deportiva e intentar saber a que hora se juega que partido de este fin de semana, para ver que la difusión nacional es penosa. En otros paises como Alemania, se llenan pabellones de 20.000 personas para ver este deporte que a los no aficionados, también acaba enganchando. Y sin embargo, aquí hablamos de todo menos de balonmano.

Hablamos de lo mal que lo hace la Federación, de como un pabellón construido hace menos de 5 años para albergar citas deportivas no está capacitado para albergar un partido de balonmano, como la Federación pide dinero a raudales a los patrocinadores, como la selección lleva 2 años sin patrocinio oficial, como el presidente de la Federación abandona a las chicas que consiguieron el bronce en Londres y no les da su apoyo, ni logístico ni moral….

Hablamos de todo menos de balonmano. Hablamos de que el seleccionador Valero Rivera, tiene una agencia de representación y solo se lleva a jugadores que él representa. Esto es una broma, o debe de ser. Si el seleccionador de un país convoca a un jugador por el mero hecho de ser su representante, ese tio debería estar fuera. ¿Qué pasa? Que es más fácil dar una opinión de ese tipo ante la prensa y ser popular, que realmente explicar las consecuencias de no llevar a un jugador suplente de un club para llevar a otro titular de otro club, de mucha menor edad, con mucha mayor proyección, por mucho que lleve tus apellidos. Todos hablan de la convocatoria de Valero Rivera Jr y Aitor Ariño porque su representante es el propio seleccionador. pero nadie habla de jugadores indiscutibles que también son representados por el seleccionador.¿ O es que si el representante de Sterbik fuese el mismo Valero, también suscitarían las polémicas?

La idea de rejuvenecer la selección en los puntos donde puede haber más igualdad (los extremos son desde luego en el balonmano un puesto que puede cubrir casi cualquier otro jugador de campo) me parece más que acertada. Valero ya se ha rasgado las vestiduras llamando a Alberto Entrerrios, a quien dejó fuera de la lista de los JJOO admitiendo que se equivocó y que su selección necesita de lanzadores como él para solucionar partidos. ¿O es que alguien pone en duda que Antonio Garcia está mejor que Iker Romero? ¿O es que alguien duda de Valero Rivera Jr, se llame por sus apellidos o no, mejor jugador de la Liga Francesa en su puesto? Creo que juzgar en este país es algo bastante barato y que encanta, y sin duda estamos buscando la primera coincidencia para saltar a la yugular. Si España gana el Mundial, nadie atacará al seleccionador, y si cae a las primeras de cambio, la lista de jugadores que le ha faltado por llevar ocupará páginas y páginas de periódicos. Bueno, no, nadie gastaría tinta en algo así.

Una vez más, la lamentable actitud de la prensa española, no dando ningún bombo al Mundial, y centrando toda la atención en nimiedades como esta, refuerza la teoría del deporte Rey, y del resto cuando son campeones de algo. Basta ya de maltratar deportes, basta ya de crear polémicas…. Bastante mejor nos iría a todos, si apoyásemos más las causas como estas, si la prensa hiciera eco de oportunidades para fomentar el deporte como estas, de incitar al consumo, al patrocinio, al viajar a España para ver balonmano… Pero no, nos dedicamos a hablar de que si el seleccionador español ha convocado a su hijo para jugar con la selección. ¿Y el día que Talant sea seleccionador, tampoco va a poder convocar a su hijo Alex, ya uno de los mejores jugadores de la Asobal? Dejemonos de chorradas.

Hablemos de balonmano

Sed buenos, o parecedlo

Anuncios

Balance positivo en lo que va de campaña

El balonmano tolosarra, a un solo partido del parón navideño, está cumpliendo todos los objetivos impuestos a principio de temporada.

Y es que los diferentes equipos urdiñas, están demostrando un nivel incluso por encima de lo estimado en pretemporada. Los más pequeños, dirigidos por Carlos Limousin y Julen Irurzun, están comenzando a consolidar las bases de lo que el año próximo puede ser un equipo que pelee hasta el final por meterse en la Fase Final del Campeonato de Guipuzcoa. Pese a llevar pocas semanas entrenando, ya conocen hasta dos victorias, y son uno de los equipos destacados de primer año infantil.

El Cadete territorial, está también cumpliendo las expectativas de manos de su nuevo entrenador, el ex portero del Ereintza de 1º Nacional Iker Galarza, que siendo el único equipo que disputaba partido esta semana, y sumando su segunda victoria en la nueva fase, ya colidera la clasificación en busca del centro de la tabla general de la categoría cadete. La labor de los jugadores asegura un relevo con garantías para el Liga Vasca Cadete el año que viene.

Un Liga Vasca que está haciendo las delicias de todos en su categoría inferior, peleando con el Pulpo por llevarse el título de Liga en un partido apasionante que se vivirá en Usabal el 15 de Enero y que a buen seguro si no hay sorpresas, decidirá quien se lleva el trofeo liguero. El juvenil por su parte, sabía desde un comienzo que el año iba a ser complicado y que el objetivo mayoritario era el de curtir a los jugadores para que el año próxima puedan rendir con garantías en el equipo Senior. De esta manera y pese a que los resultados no acompañan, la voluntad de los jugadores por luchar hasta el último minuto, debía de servir a los entrenadores Aritz Garmendia y Jon Ormazabal, los encargados de llevar las riendas tanto del Cadete como del Juvenil de Liga Vasca.

En lo concerniente al equipo senior, y tras una temporada 2010-2011 en la que solo se lograron 9 puntos en 22 partidos, el año ha comenzado de manera inmejorable, solo sucumbiendo ante el poderío de dos equipos con una cantera envidiable como son el Amenabar ZKE de Zarautz y el Ereintza de Rentería, y colocándose en 6º posición a tan solo 3 puntos del líder. Los dos partidos que quedan para terminar la primera vuelta, darán el rasero definitivo de si el equipo luchará por la sorpresa del ascenso, o se colocará en tierra de nadie, donde los fantasmas del descenso del año pasado, no asustan, al encontrarse ya hasta 10 puntos por encima del tercero por la cola, que tendrá serios problemas en lograr la puntuación que obtiene ya a estar alturas, el equipo tolosarra.

El próximo enfrentamiento, en Usabal este próximo sábado a las 16.00 frente al Aloña Mendi, 8º en la clasificación y frente al que se puede recuperar la senda de las victorias en Usabal tras dos tropiezos consecutivos. Veremos si la afición urdiña apoya en cuantía y en ruido al 7 tolosarra para sacar adelante el partido.

Otro mazazo para las aspiraciones tolosarras

El balonmano tolosarra cayó por segunda vez en la temporada en Usabal por 36-42 ante el Ereintza, que se coloca colider, dejando al Tolosa 6º a 3 puntos de la cabeza.

Pese a que el resultado no es positivo para los intereses tolosarras, el partido acabó mejor de lo que se esperaba tras ver los primeros 10 minutos de partido. El Ereintza salió a por todas desde el comienzo, y la efectividad sobre todo desde el extremo izquierdo de los oreretarras, mató las opciones del Tolosa desde el comienzo, con un parcial de 3-8. Las prontas exclusiones tampoco dieron pie a una remontada, pero los visitantes no dejaron de lograr que su juego combinativo hiciera mella en la defensa tolosarra. El ataque, sufría las consecuencias de atacar con un jugador menos en hasta 4 ocasiones, por ninguna de los visitantes que siguieron aumentando su ventaja en el marcador hasta llegar al descanso con un parcial de 8 goles a favor, 15-23.

Tras el descanso, parecía que el equipo lograba remontar el vuelo y acercarse en el electrónico, pero otra vez, 2 minutos con tan solo 4 jugadores de pista sobre la cancha dinamitaron las opciones urdiñas. Pese a que el equipo ponía todo su esfuerzo sobre la cancha tolosarra, tampoco parecía que la afición lograra dar el último empujón que el equipo hubiera necesitado para quedarse con algo positivo en el encuentro. La poca aportación individual de la portería, sumada a la poca ayuda que recibieron desde la línea defensiva, así como los continuos rechaces y rebotes que siempre favorecían a los visitantes, terminaron por decantar un partido que el Ereintza ya había encarrilado desde un principio. 36-42, el Tolosa mantiene intactas sus aspiraciones al ascenso, pero sería importante lograr dos victorias en los próximos dos encuentros que quedan para cerrar la primera vuelta. El próximo, ante el Aloña Mendi, y esperando sea un partido con más comunión entre el equipo y la grada.

Tolosa C.F.: “Trufo”, Estanis Arsuaga (2), Jon Ormazabal (5), Jon Kaminos (5), Luis Oruezabal (4), Álvaro Aguirre (3) e Iñigo Arratibel (10) – siete inicial – Samuel Subijana, Carlos Limousin, Xabier Aguirre (3), Ismael Ganchegui, Jon Iraola, Borja Irizar (4) y Adrián Alonso (p.s.).

Las categorías inferiores tampoco tuvieron un buen fin de semana. A la derrota del Infantil (31-6) se sumó la del Juvenil que venía de un buen resultado en Bilbao, y cayó ante el Ereintza 29-37. Los Cadetes fueron los que sacaron la cara al club ganando en liga Vasca 31-17 al Ereintza y 32-33 al Zarauz en Territorial

A dos puntos de la cabeza

El Tolosa ganó en Eibar en una dura cancha en la que nunca había puntuado, y se coloca tras 8 jornadas a tan solo 2 puntos de la cabeza tras el tropiezo del líder, el Hegialde Auto de Legazpia (22-26)

Los tolosarras visitaban la siempre complicada cancha de la Universidad Laboral de Eibar de la que nunca habían sacado nada positivo. El partido, que se avecinaba complicado, era un punto de inflexión tras la primera derrota de la semana pasada y antes de recibir al Ereintza, 3º de la categoría tras su empate ante el Zarauz de este domingo. Los de Kike Mugika, salieron a la cancha empleándose a fondo en las labores defensivas, y combinando bien en ataque, pero marrando muchos lanzamientos a puerta. La clave de la primera mitad estuvo en la zaga, donde se supo contener bien a los veteranos jugadores armeros, logrando que tan solo perforaran la meta de Jon Baena en 9 ocasiones, 9-10 al descanso.

Tras la reanudación, y con Adrián Alonso teniendo minutos continuados por primera vez bajo los palos tolosarras, lograron despegarse en el marcador hasta 4 goles arriba con un resultado de 13-17. Sin embargo, unos minutos de zozobra que recordaron a la segunda mitad ante el Zarauz, hicieron que los locales se acercaran en el marcador a un solo tanto, poniendo contra las cuerdas al Tolosa. A diferencia de lo ocurrido la semana pasada, el equipo mantuvo la sangre fría sobre la pista pese a que el partido comenzaba a calentarse con varias exclusiones y golpes a destiempo, y lograron abrir una segunda brecha en el marcador para irse 20-23 a falta de tan solo 8 minutos de juego. La contundencia marcada en esos últimos minutos así como una doble defensa mixta sobre el lateral izquierdo y el central del Eibarko Haritza, dieron el respiro necesario para mantener la templanza y lograr un resultado favorable de 22-26. La clave del encuentro fue sin duda el 100% de acierto desde los 7 metros, logrando 8/8 desde la distancia, con una eficacia que da una gran seguridad al equipo en esa faceta.

El Tolosa se coloca 4º en la tabla a tan solo dos puntos del líder en una cabeza de clasificación en la que los 7 primeros equipos están en una diferencia de 3 puntos. Esta semana, un duelo crucial en lo alto en Usabal frente al Ereintza que viene de conseguir dos resultados muy positivos para ellos tras ganar al Urola y empatar en Zarauz, 5º y 2º clasificados de la Liga. Los tolosarras necesitarán todo el apoyo posible para sacar adelante el partido con lo que se espera una gran afluencia de gente a la pista tolosarra.

Tolosa C.F.: Jon Baena, Estanis Arsuaga (2), Jon Ormazabal (1), Jon Kaminos (3), Luis Oruezabal (2), Álvaro Aguirre e Iñigo Arratibel (12) – siete inicial – Borja Alonso, Julen Oliden (1), Carlos Limousin (1), Xabier Aguirre, Jon Iraola (1), Borja Irizar (3) y Adrián Alonso.

Los equipos filiales tuvieron una actuación dispar. La mayor alegría fue la primera victoria del Juvenil de Liga Vasca que se impuso 21-27 al Urdaneta. El Cadete, hizo lo propio 21-34, mientras que a nivel territorial, el Cadete perdió en Oñati por 27-24 y queda 5º en esta primera fase, y el Infantil se vio superado por el Usurbil por 6-39

A la séptima fue la vencida

El Tolosa encajó su primera derrota en Usabal tras 7 jornadas de Liga, tras una segunda parte nefasta del conjunto urdiña, 22-31 (14-10)

La vuelta a los terrenos de juego de Luis Oruezabal y Julen Oliden no trajo consigo los dos puntos para los de Kike Mugika, ya que encajaron el primer traspiés de la temporada ante un Amenabar ZKE de Zarauz que contuvo en la segunda mitad la ofensiva tolosarra.

Los primeros 30 minutos de juego fueron casi perfectos para los locales. A los goles visitantes se respondían con contundentes transiciones que rompían la defensa costera con una facilidad por encima de lo normal. La eficacia de los lanzamientos de 6 y 9 metros rozaba la perfección, y la defensa tolosarra ponía las cosas muy complicadas al ataque zarauztarra, que consiguió marcar tan solo 7 goles en los primeros 20 minutos de juego (12-7). Tras un tiempo muerto, el parcial de los últimos 10 minutos de la primera mitad se fue para Zarauz consiguiendo acortar algo la ventaja local, 14-10.

Pese a saber que el Amenabar ZKE salía con una motivación extra del vestuario tras el descanso, los tolosarras se vieron sorprendidos de una manera asombrosa encajando en los primeros 5 minutos de juego un parcial demoledor, sobre todo moralmente de 1-5, logrando el conjunto visitante la igualada, 15-15. A partir de ese momento, la defensa, y sobre todo la gran actuación del portero visitante, hicieron mella en el aspecto psicológico de los tolosarras que se vinieron abajo al ver que casi cada ataque visitante acababa en gol, mientras que los lanzamientos del ataque concluían casi siempre en las manos del meta visitante. Así, con una mentalidad derrotera, el equipo no supo darle la vuelta al encuentro y acabó encajando un contundente parcial de 8-21 en los segundos 30 minutos de juego, que hicieron caer por primera vez esta temporada, perdiendo la condición de invictos con la que recibían al 4º clasificado de la Liga.

El Tolosa, se queda ahora 4º en la tabla y visitará Eibar para enfrentarse al Haritza, que está obteniendo resultados malos, pero en un partido engañoso ya que siempre es complicado sacar los 2 puntos de una cancha ajena.

Tolosa C.F.: Trufo, Estanis Arsuaga (2), Carlos Limousin, Iñigo Arratibel (6), Jon Ormazabal (2), Álvaro Aguirre (6) y Jon Kaminos (2) – siete inicial – Borja Alonso, Luis Oruezabal (3), Julen Oliden, Jon Baena (p.s.), Xabier Aguirre, Jon Iraola (1) y Mikel Amiano.

Los conjuntos filiales consiguieron victorias y derrotas a pares. Los equipos cadetes lograron vencer tanto en Territorial 35-21 al Legazpia como el Liga Vasca, 41-21 al Corazonistas alavés. El juvenil no pudo conseguir su primer victoria y cayó por 31-35 mientras que el infantil también sucumbió ante el Ordizia por 30-11

Están ya a la venta y con la colaboración de Bar Txumitxa, Txakoli Mokoroa, San Miguel Garraioak y Opil, la cesta de Navidad que sorteara el balonmano tolosarra, así como participaciones de lotería de Navidad con el número 59.282

Primera victoria a domicilio

El balonmano tolosarra logró su primera victoria a domicilio tras imponerse en Andoain al Leizaran Ernio Inmobiliaria por 23-30 en el peor partido de la temporada.

La visita del equipo tolosarra, colocado 3º en la tabla hasta el domingo al colista, presagiaba un partido cómodo, pese a que la cancha de Allurralde nunca ha sido lugar propicio para los de Kike Mugika. El equipo salió enchufado a la cancha, pero la relajación hizo que solo se consiguiera una ventaja de 4 goles de renta máxima durante la primera mitad, 9-13, y que se desperdiciara al final de la misma para irse al descanso tan solo 1 gol arriba en el tanteador.

Las caras largas durante el cuarto de hora de descanso, reflejaban a la perfección el juego efectuado por el conjunto urdiña en los primeros 30 minutos, donde no estuvo acertado de cara a la portería vecina. Pese a que la consigna era levantar el ánimo y lograr irse en el marcador al principio de la segunda parte, nada más lejos de la realidad, ya que el Leizaran seguía viendo sus opciones de quedarse con los dos puntos intactas. En los primeros 15 minutos de la reanudación, los lanzamientos a la madera, los contraataques fallados tanto en lanzamiento como en pase, y la defensa blanca ofrecida por el Tolosa, indicaban que el partido se iba a luchar hasta el final. En los 10 minutos siguientes sin embargo, tres errores consecutivos del Leizaran con 3 robos en contraataque y un par de transiciones rápidas a las que nos tiene acostumbrados el Tolosa, dio la ventaja de 6 a falta de 5 minutos que dejaba la tranquilidad asentada en el banquillo visitante. Al final del encuentro, 23-30, dos puntos más para el Tolosa y la segunda posición en la tabla con 10 puntos.

El Tolosa suma ya más puntos que en toda la temporada pasada todavía mediada la primera vuelta, lo cual deja claro que el paso adelante del equipo es evidente, y las aspiraciones ha estar arriba reales. Estas, se tendrán que ver refrendadas en un buen partido que se jugará el próximo domingo a las 12.00 en Usabal en el que recibirá al Amenabar Zarauz, igualado a puntos pero que recibe 10 goles menos de media por partido que los tolosarras

Tolosa C.F.: Jon Baena, Estanis Arsuaga (3), Iñigo Arratibel (7), Jon Ormazabal (3), Xabier Aguirre (4), Álvaro Aguirre (5) y Carlos Limousin (4) – siete inicial – Trufo (p.s.), Josu Pagola, Borja Alonso, Jon Iraola, Borja Irizar (4) y Adrián Alonso (p.s)

El único equipo que perdió su encuentro fue el Juvenil que cierra así una primera vuelta nefasta, con pleno de derrotas. Esta vez, 27-39 ante en Loyola. El Cadete por su parte sigue haciendo los deberes y se impuso por 37-36 en su encuentro. El equipo Infantil también sumó sus segundos dos puntos tras vencer al Urola B por 17-10

El balonmano demuestra sus aspiraciones

El Tolosa C.F. de balonmano demostró ante su público el domingo, cuales son sus auténticas aspiraciones de este año tras imponerse a un Urola que venía como colider de la Liga por 41-36.

El espectacular encuentro que disputaron los tolosarras ante el Urola tuvo su recompensa en forma de dos puntos que dan mucha moral y confianza al Tolosa de cara a los siguientes encuentros. El Urola, un gran equipo que llevaba 4 partidos ganados de los 4 disputados pusieron en un serio compromiso a los tolosarras en los primeros 15 minutos de juego donde consiguieron un parcial de 6-10 a favor. El Tolosa, cambió su sistema, colocó un 4-2 en ataque con doble pivote y el juego volvió a ser el de siempre. Los lanzamientos de 9 metros de los 4 laterales que se iban turnando, eran lanzamientos francos que los porteros de Zumarraga no conseguían atajar. Los pocos balones que llegaron hasta el extremo también acabaron en la red y la velocidad imprimida en  las transiciones defensa ataque dieron al Tolosa la posibilidad de remontar en el tanteador y ponerse 25-23 en una primera mitad con muchos goles y poca defensa.

Tras la reanudación y con dos minutos por delante tras una exclusión visitante, el Tolosa tuvo una oportunidad inmejorable de abrir brecha en el marcador, pero la desaprovecharon marrando dos ataques consecutivos en superioridad. Sin embargo, la defensa individual colocado por Kike Mugika sobre el central del Urola, frenó mucho la eficacia goleadora del equipo de Zumarraga que fue capaz de anotar tan solo 13 goles en la segunda mitad, frente a los 23 de la primera. El Tolosa, no dejó en ningún caso que se acercara el Urola en el tanteador, logrando una renta máxima de 7 goles en el 37-30. Los últimos diez minutos transcurrieron sin excesivos sobresaltos, con un Tolosa algo más relajado en ataque y un Urola que quería pero no podía recortar el marcador. Al final de los 60 minutos reglamentarios, 41-36 y los dos puntos que se quedan en casa.

El Tolosa sigue invicto con 8 puntos sobre 10 posibles, colocado en 3º posición en el campeonato liguero y se enfrentará esta semana al Leizaran, colista de la categoría en Andoain, el domingo por la mañana en un duelo en el que está la obligatoriedad de traerse los dos puntos, antes de recibir al Zarauz, líder,  en Usabal.

Tolosa C.F.: “Trufo”, Estanis Arsuaga (6), Carlos Limousin (2), Jon Kaminos (7), Jon Ormazabal (2), Álvaro Aguirre (2) e Iñigo Arratibel (12) – siete inicial – Josu Pagola, Borja Alonso, Samuel Subijana, Jon Baena (p.s.), Xabier Aguirre (3), Jon Iraola (2) y Borja Irizar (5).

Por su parte, las categorías inferiores obtuvieron como siempre, resultados dispares. El Cadete de Liga Vasca se recuperó de la derrota de Zumaia consiguiendo una importante victoria ante el Zarauz por 29-34. Por su parte el Juvenil encajó una dolorosa derrota, 42-27. El Cadete Territorial vio su partido suspendido por las fuertes lluvias mientras que el Infantil cayó derrotado por 41-11 ante el Amenabar ZKE “B”.

Abonados a las tablas

El equipo tolosarra de balonmano firma su segundo empate a domicilio tras empatar 28-28 frente al Suministros Goser-Goibar Irungo de Irun.

El segundo encuentro que disputaban los de Kike Mugika fuera de Tolosa era una prueba de fuego para calibrar la posición a la que se podía aspirar en Liga a final de año, ya que el rival presentaba muchos refuerzos de calidad con respecto al año pasado, y está llamado a ser juez partícipe en gran parte de la Liga. Los tolosarras, con las bajas de Jon Baena y Jon Ormazabal se presentaban en un siempre frío y complicado frontón de Uranzu con la esperanza puesta en sacar los dos puntos. Sin embargo, a las primeras de cambio ya se notó que el encuentro no iba a ser sencillo, ya que la igualdad y la agresividad de ambos equipos quedó latente en los primeros 10 minutos de encuentro. Los locales, arropados por una ruidosa y presionante afición, lograron hacer daño desde el comienzo a los tolosarras desde los extremos, donde mostraban una eficacia envidiable por cualquier equipo. El Tolosa, no terminaba de carburar en ataque, y solo los lanzamientos de 9 metros de los laterales hacían que el Irungo no se distanciara en el tanteador. Un parcial de 0-4 de un 9-7 a un 9-11, daba algo de aire a los urdiñas, que malograron una ocasión a falta de 11 segundos para ponerse con 3 goles de diferencia al descanso, y acabaron encajando un gol sobre la bocina para acabar 13-14 los primeros 30 minutos de juego.

Tras el descanso, y viendo que los árbitros se mostraban muy estrictos en las sanciones disciplinarias de 2 minutos de exclusión, intentaron imprimir algo más de velocidad al ataque buscando que el rival llegara tarde a las ayudas y se quedara con un hombre menos. La igualdad que había mostrado el choque se mantuvo hasta el final ya que en ningún momento los urdiñas podían gozar de una ventaja de más de 2 tantos a favor y se veían continuamente atacados con exclusiones en cualquier oportunidad de colocarse a con una ventaja mayor en una actuación arbitral más que discutible. A falta de 60 segundos y con dos tantos de ventaja un penalty bastante dudoso que acarreó la segunda exclusión de Jon Kaminos, dio la oportunidad al Irungo de quedarse a un solo gol de ventaja, y la amenaza de pasivo, demasiado prematura en el ataque tolosarra, dio al equipo local la oportunidad de igualar el encuentro a falta de tan solo 8 segundos. El último lanzamiento visitante no encontró las redes del meta local, dando el punto por bueno a ambos conjuntos, 28-28. Cabe destacar la actuación de “Trufo” el portero tolosarra, que con una actuación antológica, fue el mayor artífice del punto logrado por el Tolosa.

El próximo fin de semana, el conjunto urdiña se medirá al Urola, colíder, en un encuentro que se presume apasionante en Usabal.

Tolosa C.F.: Trufo, Estanis Arsuaga (7), Jon Kaminos (3), Xabier Aguirre (3), Jon Iraola (1), Álvaro Aguirre (4) e Iñigo Arratibel (6) – siete inicial – Josu Pagola (1), Borja Alonso, Samuel Subijana, Carlos Limousin (2), Ismael Ganchegui, Borja Irizar (1) y Adrian Alonso (p.s.)

El equipo Juvenil de Liga Vasca vio su partido suspendido por enfermedad del colegiado, mientras que el Cadete cayó derrotado por primera vez ante el Pulpo, 46-41 en un partido que dejó mucho que desear por parte urdiña. El Cadete Territorial por su parte, se impuso con facilidad al Arrasate por 33-21

También saben rentabilizar

El Tolosa de balonmano vuelve a sacar dos puntos valiosos de un mal partido frente al Urnietako K.E., 33-25.

Los de Kike Mugika supieron sacar lo más positivo de una tarde aciaga en Usabal frente a un rival presumiblemente menor, pero que puso contra las cuerdas a un Tolosa que jugó el peor de los tres partidos disputados. Pese a que el rival parecía de menos entidad los visitantes entraron bien al partido y consiguieron que los tolosarras no estuvieran cómodos sobre la cancha de Usabal que volvió a presenciar una victoria local. Los continuos fallos en los lanzamientos que se lograban de manera franca hicieron que los locales no pudieran romper el tanteador en toda la primera mitad y se fueran al descanso tan solo dos goles arriba ante un Urnietako que no ha logrado un solo punto en lo que va de competición, 14-12.

Tras el descanso los aciertos no aumentaban, pero si el ritmo de partido lo que hizo que el Tolosa gozara de más ocasiones de cara a portería, que junto con un gran acierto bajo palos del meta Jon Baena, lograron a partir del minuto 45 de encuentro encarrilar el resultado con 6 goles de ventaja que fue la renta que se mantendría hasta el final del partido. Los urdiñas, tendrán que mejorar sobre todo de cara a portería si quieren sacar dos puntos en su visita el Irungo este fin de semana, que se presume partido clave para conocer las aspiraciones del equipo para esta campaña.

Tolosa C.F.: Trufo, Estanis Arsuaga (6), Carlos Limousin (1), Jon Kaminos (3), Jon Ormazabal (2), Jon Iraola (4) e Iñigo Arratibel (8) – siete inicial – Borja Alonso (1), Samuel Subijana, Josu Pagola (1), Jon Baena (p.s.), Xabier Aguirre (4), Ismael Ganchegui y Borja Irizar (3)

Liga Vasca

Los equipos de Liga Vasca por su parte siguen obteniendo resultados dispares. El Cadete venció ante el Bidasoa Irun por 33-27 en un partido muy completo de los de Aritz Garmendia y Jon Ormazabal, que siguen con pleno de victorias y confirman tras el partido del sábado, su candidatura a hacerse con el torneo liguero de nivel autonómico. El equipo Juvenil por su parte, mejoró mucho su versión ofrecida en anteriores partidos pero no pudo sacar nada positivo tras caer derrotado por 23-33 ante los fronterizos. Será un año complicado por la plantilla tan corta de los tolosarras pero con partidos como los del sábado ante un rival de máxima entidad, a buen seguro los tolosarras podrán dar algún que otro susto.

Cadetes e infantiles

El equipo territorial cadete cayó en Eibar frente al recién fundado Eibar Eskubaloia, ex J.D. Arrate por 38-22 mientras que el Infantil debutó en casa con un buen encuentro venciendo al Urnietako por 15-13 logrando así la primera victoria de los nuevos jugadores de balonmano de la cantera tolosarra

Una parte para cada uno

El Tolosa de balonmano logró un buen punto en la visita a los vecinos de Ordizia tras empatar en un derby muy intenso, 35-35.

Las dos mitades del encuentro fueron totalmente distintas, siendo cada una para uno de los equipos. En la primera, el equipo que supo jugar y manejar al rival a su antojo fue el local. Los goirritarras, salieron al partido muy metidos y con las ideas fijas. Transiciones de defensa ataque veloces, ataque estático lento y preciso, y juego con el pivote en 6 metros. La defensa urdiña sufrió lo indecible para parar a los vecinos y pese a probar muchos tipos de defensas, los pivotes seguían moviéndose a su antojo en el área tolosarra logrando casi siempre un penalty y en muchas ocasiones, hasta 4 en la primera mitad, una exclusión de algún jugador del Tolosa. Al descanso el resultado era de 18-13.

Tras el descanso los tolosarras mejoraron mucho su aspecto defensivo, lo que daba moral al ataque. Los primeros minutos de la reanudación no fueron los mejores y el Ordizia supo abrir una brecha de 20-13 de renta máxima. La recuperación por parte visitante de un excluido, así como la defensa mucho más acertada, hicieron a los tolosarras mejorar mucho su ataque y lograban gol con suma facilidad. Los lanzamientos eran bien dirigidos, casi no se fallaba ningún tiro y las exclusiones habían cambiado de bando. Así, se llego a la parte final con un resultado muy igualado, 32-32 a falta de 5 minutos, en los que el equipo local mejoró algo. A falta de 1.30 para el final parecía imposible sacar algo positivo de Ordizia pero dos fallos consecutivos de los locales y dos buenas jugadas hicieron igualar el encuentro, 35-35. El último minuto, de infarto. La tercera ocasión consecutiva marrada por los locales daba la opción de lograr gol en los 13 segundos que restaban al partido. Un cotraataque sacado para Estanis Arsuaga acabó con una falta por detrás y una roja directa al pivote ordiziarra, pero el árbitro erró en la decisión y pitó un golpe franco en lugar del penalty que hubiera conllevado la acción de falta intencionada de roja directa por detrás. El Tolosa tuvo 11 segundos para marcar gol pero la ocasión la desbarató el portero local con una gran parada a falta de tan solo 3 segundos.

El resultado de 35-35 daba a cada equipo un punto siendo lo más justo, ya que ninguno de los conjuntos había merecido irse con las manos vacías de un partido de balonmano que deleitó al numeroso público congregado en Majori, que siempre presenta un aspecto envidiable en este tipo de encuentros.

Tolosa C.F.: Trufo, Estanis Arsuaga (6), Carlos Limousin (1), Jon Kaminos (3), Jon Ormazabal (2), Álvaro Aguirre (5) e Iñigo Arratibel (10) – siete inicial – Josu Pagola, Borja Alonso, Samuel Subijana (1), Jon Baena (p.s.), Xabier Aguirre, Jon Iraola (6) y Borja Irizar (1)

Los Cadetes y Juveniles de Liga Vasca siguen cosechando resultados dispares. El Cadete logró imponerse al Ereintza 35-38 mientras que el Juvenil cayó por 39-37. El Cadete Territorial completó un buen encuentro pero perdió por 28-30 contra el Hondarribia, mientras que el Infantil debutó en su primer partido de la nueva generación de chavales, cayendo derrotados por 24-7 ante el Egia B