Camino a la felicidad

Da igual que emisora de radio sea, que programa sea, que franja horaria sea. Todo aquel que ha escuchado un programa deportivo conoce tres palabras. Pepe Domingo Castaño.

Pepe es un maestro de la radio y de la vida como decía Juan Antonio Alcalá. Pepe Domingo Castaño tiene una filosofía que hoy hago mía. “La felicidad, no es si no el camino hacia ella” Hoy es dia 23, y ya van 9 los días de mes que al llegar a este número hacen más sencillo levantase de la cama. Y es que los caminos hay que recorrerlos, y la felicidad hay que buscarla recorriendo, cada uno, su camino.

Hace casi un mes que no escribía aquí. Distintas circunstancias me han hecho no poder comentar los partidos que ha jugado la Real estos días. Lo primero, mi extradición, la última, a Irlanda. Desde allí y como pude, logré ver el desembarco de Leverkusen, y la desgracia de Vallecas. Dos partidos que pintaban igual, a empate, y que al final dos errores individuales y puntuales de Markel y de Bravo, hicieron que la Real no sumara un solo punto de esos 6 tan importantes que había en juego.

Luego, vino la selección. Los trámites ante Bielorrusia y Georgia los solventó la selección, clasificándose como primera de grupo para el Mundial y sin apuros. La única inquietud de los seguidores de “La Roja” ahora son los 23 que “El Marqués” facturará camino a lograr ya no algo de leyenda, sino un hito histórico inigualable.

Y así, con esas, nos plantábamos en la jornada 9 de la Liga, con la Real visitando Mestalla, los aficionados a caballo entre la ilusión que todavía reside en sus corazones de esta temporada, y la tensión de verse abajo y acercarse con mayor celeridad los puestos rojos de la clasificación. Hubo quien confiaba de nuevo en la llamada “Mestallización”. Y no se sabe muy bien como, no se sabe muy bien por qué, la Real dio su mejor imagen en 20 minutos que le bastaron para marcar 2 goles y dedicarse a guardar la ropa. Los 3 puntos de Mestalla, hacen que sean ya 5 las jornadas consecutivas contra el Valencia que la Real lleva ganando. Y no es decir poco. El naranja volvió a ser clave en una victoria realista, y lejos queda ya el ridículo uniforme que la Real vistió en Valencia contra el Levante. Parece que Nike hizo bien las cosas esta vez y notando la presión que ejerce la marca Adidas se puso las pilas. No servirá de nada sin embargo, ya que la Real volverá a la firma de las tres rayas al final de esta temporada, recuperando así la marca deportiva que vestía cuando ganó sus dos ligas.

Y entrábamos en una semana en la que los sentimientos son encontrados. Ha habido de todo. Me he encontrado de todo. Gente que sin siquiera preguntar, daba por hecho que hoy, a esta hora, yo iba a estar en Manchester. Gente que se ha atrevido a dudar de mi realismo por decir que no voy, y que no me apetece ir a Manchester. Pero ante todo, respeto.

Siento una inmensa alegría al ver los 6000 realzales que vestirán esta noche Manchester de txuri urdin. Siento una alegría inmensa y una felicidad que me recorre entero por ellos, pero realmente, no siento envidia. Estoy convencido, de que 2000 de esos 6000 que están camino o en Manchester, se arrepentían o ponían en tela de juicio el esfuerzo que iban a hacer después del partido ante el Rayo. Estoy seguro que entre esos 6000, hay más de uno que abandonó Anoeta antes de tiempo ante el Shaktar. Y estoy seguro de que entre esos 6000 hay también más de uno que solo quiere hacer negocio.

Hace casi dos meses y medio de la noche que pasé en Anoeta. Aquello, me cambió. Es fácil decir que estuve en Lyon, lo difícil es el camino que hay que recorrer para estar allí. Desde que el día del sortero vi como a la Real se le encuadraba en el Grupo A, me vino a la mente un nombre. Xabi Prieto. El único superviviente de la última andadura europea de la Real tenía el sueño de jugar allí antes de retirarse, y el 29 de Agosto, veía cumplido su sueño. Hace casi dos meses de eso. Enseguida, hubo gente reclamando entredas, hubo quien pasó dos noches en Anoeta para adquirirlas. Hubo quien tiró de contactos, locales o internacionales para conseguirlas, y mientras, puedo prometer que no moví un solo dedo para ir camino a Manchester. Las bien, traté a toda costa de traer Manchester aquí.

Las prioridades en la vida son unas y hay que marcarlas rápido. Estuve en Lyon por dos razones principales. La primera, la misma que por la que intenté traer Manchester a casa. la segunda, porque no sabía cuanto tiempo podía pasar hasta poder ver un partido europeo fuera de casa. Una vez dentro, y una vez vivida la perfección de lo que fue Lyon, Manchester me da pereza. Me da pereza en el sentido de que el viaje no es tan cómodo. las personas que podrían venir conmigo no están y el “Teatro de los Sueños” es un lugar para disfrutar. Y yo se lo que siento por la Real, por mi Real, la que me han inculcado desde niño, la que he mamado desde que mamaba leche y con la que tengo la suerte de disfrutar este año por vigésima primera vez en directo. La Real es parte de mi vida. Hay gente que admite que el resultado del fin de semana le nivela el ánimo de lo que resta de semana. Soy uno de ellos, y me agobia ver a la Real mal. Soy uno de los que quiere ver siempre a la Real, sea donde sea. Pero no en Old Trafford.

Seré un espectador más, un día, quizá contra el City, quizá contra el Everton, quizá contra el Chelsea, o a lo mejor contra el Watford. Sé, que estaré un día en Old Trafford. Igual que se que un día estaré en Anfield, igual que estuve en el Bernabeu o en el Camp Nou. Pero no será con la Real. Será en un momento en el que el partido me permita, sin nervios, sin inquietudes, sin temores, disfrutar como se merece un templo del fútbol como ese. Será en compañía, la que merece un lugar como ese. Y no puede ser mordiéndome las uñas a falta de media hora para empezar el partido.

Ojala los 6000 de Manchester disfruten del encuentro. Ojalá Xabi tenga, después de las dudas de hace un mes ante el Barça, la posibilidad de cumplir su sueño, y ojalá sea desde el comienzo. Ojalá cumpla cada uno de los integrantes de la plantilla de la Real el sueño de ganar en un lugar mítico y lleno de magia como Old Trafford. Y ojalá esos 6000 seguidores vean recompensado su esfuerzo económico y personal de estar allí.

Solo deseo lo mejor para esta noche. Es una noche histórica para el realismo. Es una noche histórica para todo aquel que sienta la Real muy dentro. Old Trafford se vestirá de gala. Habrá muchos de rojo, los “Red Devils” estarán al acecho, pero habrá un rincón, apartado, donde 6000 gargantas vestidas a todo color, txuri urdin, puedan celebrar hoy una noche histórica. Ojalá sea el resurgir de la Real, y qué mejor, que en un lugar como Manchester, en un recinto como Old Trafford.

6000 estarán allí. Otros en bares, y muchos en sus casas. Habrá quien tenga que vivirlo desde el trabajo, maldiciendo su mala suerte. Hay otros, que se perderán el partido de Anoeta. Es lo de menos. Todos recordaremos donde vimos aquel partido. Cuando a las 20.42, con una Manchester estrellada, las luces de Old Trafford a plena potencia de la megafonía suene el himno de la Champions muchos derramarán lágrimas. Y dará igual donde estén. Allí, aquí, o más allí. Todos estamos unidos en un sentimiento, todos estamos unidos por unos colores. Todos estamos unidos entorno a un propósito.

Somos la Real Sociedad de San Sebastian. Somos el equipo del corazón de los guipuzcoanos, y a buen seguro, Guipúzcoa ampliará hoy sus fronteras para abarcar medio Mundo. Hoy, estamos todos juntos, unidos por unos colores. Unidos hacia un sueño. Unidos en el camino. Unidos en el camino a la felicidad.

Sed buenos, o parecedlo

Anuncios

Publicado el 23 octubre 2013 en Real, Siempre subjetivo. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: