Segundas partes nunca fueron buenas

Que bien queda el dicho ese “Año Nuevo, vida nueva”, y que poco caso se le hace. Los propositos de Año Nuevo dejaron de ser propósitos hace bien de tiempo, desde el momento en el que todos sabemos, que no los vamos a cumplir. Los clásicos, dejar de fumar, apuntarse a un gimnasio, sentar la cabeza, buscar novia…. o mejor, encontrarla.

Pues así, de la misma manera empezaba la Real el 2013, con propósitos de Año Nuevo, con un clásico en las filas. Como diría el otro, “de los creadores de “este año sacamos algo positivo del Camp Nou” y “el primer partido es el mejor para que te toque un grande” llega… “este año puntuamos en el Bernabeu””. Y así fue, con un solo detalle. Solo los más ilusos, seguimos creyendo en esta posibilidad. Antes del partido, un dato demoledor. De las 65 visitas al Bernabeu en Liga, la Real ha ganado en 3. En 3, y dos de ellas las he vivido yo, en la 90-91, 2-3, y en la 03-04, 1-4.

Por eso, este 2013 es como los anteriores. Cuando acaba de nacer el año, antes siquiera incluso que le pongan el nombre, ya te estás duchando para llenarte el estómago a base de cubatas, para que a la mañana siguiente salgan casi de la misma manera y velocidad de lo que han entrado. Si eso fuera poco, te pones tibio a marisco, y lo que no es marisco, para dar la bienvenida al Nuevo Año. Y la clásica modorra de la tarde en la que piensas, “el año que viene no salgo, por la mañana voy al monte y voy a comer la mitad” es exactamente de la misma credibilidad que cuando un jugador de la Real te dice, que este año “sacamos algo del Bernabeu”

Y eso que este año, nos las prometíamos felices. El Madrid, convulso. El pulso Mou-Casillas en todo lo alto, 16 puntos del Barça, Liga perdida, partido importante de Copa entre semana y todo apuntaba a que Adan bajo palos y una defensa de circunstancias. Melchor, Gaspar y Baltasar, se habían portado por la mañana. Por la tarde, camiseta, roscón y la tele encendida, con los apuntes todavía incandescentes sobre la mesa. Porque esa es la nueva navidad que nos toca vivir, la de libros y apuntes… Algún día, también pasará a mejor vida.

Antes casi de sentarme en el sofá, gol de Karim. La mala leche ya corría por mis venas, antes siquiera de que al muy poco tiempo, alguno quizá todavía llegando al Bernabeu, haya creido que Casillas era titular. Porque Adán, tenía prisa por encontrarse con Eva en la ducha y a los 6′, el de Mostoles ya se ataba las botas para intentar subsanar la empanada de Adán de penalty y expulsión. No era el de siempre el del balón, era el de antes de siempre. El 10, brazalete en manga derecha, mirada fría y tranquila. Casillas bajo palos con la indicación del 14 blanco, del amigo del 10, de “cuidado, a lo panenka”. Y Xabi, sin ponerse nervioso, suavecito, media altura y engañando al mejor portero del Mundo. Empate, 84 minutos por delante, y el Madrid con uno menos y una defensa de broma. Parecía el día, parecía la tarde, parecía el resurgir de Xabi y con él, el de la Real. Y llegó el fútbol.

Pardo hacía circular el juego, Antoine profundizaba por banda, Vela hacía equilibrios con el balón e Ifrán aprovechaba para poner el susto en el teatro, ya que una cantada de Casillas a su presión casi da a Xabi el segundo. La Real carburaba, pero faltaba algo. Faltaba el rubio, faltaba el 8, faltaba, Illarra. La presencia en centro del campo de Asier hoy, hubiera dado otro equilibrio al juego, otra consistencia. El primer susto no tardó en llegar. Falta, al borde del área, y amarilla a Mikel. “Quinta” apostilla a mi izquierda entre caladas de puro y copazo, mi señor padre. “Y De la Bella y Martinez también apercibidos” — un buen trago — “así que, ojito”. Como me iba a acordar de la ocasión marrada por el 10, y de esa frase. El tiro de CR7 en la falta, despejado por Bravo. La Real dominaba el centro del campo, pero al Madrid no se le puede dar media. Y le hemos dado, una y media. Un corner, un balón mal despejado, un tiro mal ejecutado, un tacón de Khedira, un gol que no se cree nadie. 2-1 y el Madrid con 10 y sin hacer nada, pero esto es el Madrid. Minuto 34 de la segunda parte, y esto está donde los blancos querían. Al poco sin embargo, un mal control, un tiro malo, rechace, y Xabi, al hoyo. El segundo. “Xabi Prieto iguala a Messi como el mejor goleador en activo, en Liga en el Bernabeu como visitante” Dato curioso. Al descanso, 2-2, un resultado que hubiera firmado cualquiera a las 17.00, es decir, 45 minutos antes, con otro pero y un susto. El susto, la contra a falta de pocos segundos, de 4 para 2 que ha parado más de un corazón de Easo. El pero, la quinta de Iñigo, sin centrales para el Depor.

Después sin embargo, se sucedieron los errores. Los pequeños fallos de control y pase de la primera mitad, se agravaron. Zurutuza desapareció, Vela, pasó desapercibido y lo más peligroso de Antoine, fue un tiro alejado. Ifrán, dio un poco la razón a los que le ven fuera de peso, y el equipo se empezó a partir. El mister, sacó lo poco que le quedaba de pólvora arriba, quitando al Uruguayo I para meter al Uruguayo II. Chori no mejoró mucho las cosas, y parece que se está diluyendo con el paso de los partidos. Pero que la partición de 6 atrás, hasta Pardo, y 5 delante, desde Zurutuza era clara, estaba valga la redundancia, claro. Justo cuando yo pedía el cambio de Elustondo o Illarra para aguantar el centro del campo y quitar uno de arriba, una mala entrega en el centro del campo, una carrera de Cristiano, una falta a Benzema que Zurutuza no hace porque le costaba la segunda amarilla, un pase a Cristiano, y delante de Bravo no perdona. Son 3 ya los del Madrid, sin mucho más hecho, pero para que, si les sobra. Antes, una mano de Bravo salvaba el tercero. Después, unas manos de Bravo daban a CR su doblete. Los palos en la red, para verlos. Pocos se acuerdan entonces de la mano a chupinazo del de Madeira que ha sacado. Para qué, si la nota de los porteros funciona según los fallos, nunca por los aciertos. Ya me lo decía mi abuelo, que en gloria esté y en paz descanse que dice que mi santa abuela, que todos los jugadores tienen detrás a un jugador a quien echarle la bronca, y culparle del gol. Todos, menos el portero.

4-2, 2 de Cristiano, y la misma cara de tontos de siempre, a los que creíamos en la Real. La segunda parte de horror del equipo, de conjunto partido, nos había pasado factura. Poco más que echarle al fuego, el cambio de Elustondo, necesario, Zurutuza fundido. El de Jose Angel, necesario. Más aun tras la autoexpulsión de Estrada, que nos deja para el domingo con una defensa que puede sonar a chino, sin la presencia asegurada de Carlos Martinez. La nota positiva, el tercero de Xabi, con el sabor más amargo de un hat trick en su carrera a buen seguro, igualaba a Mendieta como máximo goleador histórico como visitante en el Bernabeu en Liga.

Creer es fe, y la fe se pierde, como los partidos de fútbol. Se llegó al 90, y como dice mi señor padre, si no ha sido es porque no tenía que ser. Al repasar las redes sociales, veo palos al equipo, veo palos a Montanier, veo palos a Xabi Alonso…. veo palos en general, y me vuelvo a cabrear. Esto es 2013, pero no ha cambiado nada. La gente sigue sin confiar en Montanier, sigue sin dar crédito ni respiro a un equipo que ha marcado 3 goles en el Bernabeu, y critica a un portero que aunque haga una por partido de aquí a que termine su carrera, posiblemente nos de más de lo que nos quita. Pero esto es la Real, a Montanier le quedan 5 meses de crédito para meternos en UEFA dicen la mayoría, para meternos en Champions dicen los ilusos, para salvarnos dicen los más pesimistas, y para según vaya el resultado, una cosa cada lunes, que es lo que dicen las redes sociales, o algunos individuos que dicen ser de la Real. Ya se sabe, al mister que venga, habrá que apoyarle, y darle ánimo, porque con este equipo, se puede soñar. A Montanier, le han sobrado despidos, y le ha faltado valor, pero a veces, ni él, ni los jugadores tienen la culpa. El fútbol es cosa de dos equipos, como el amor es cosa de dos. A veces, por mucho que uno se empeñe, si no hay voluntad del otro, no hay nada que hacer. Y aunque parezca que se arreglan las cosas, y demos segundas oportunidades, ya se sabe…

Segundas partes nunca fueron buenas, y la de la Real hoy, le ha privado de 3 puntos.

Sed buenos, o parecedlo

Anuncios

Publicado el 6 enero 2013 en Real, Siempre subjetivo. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: