Para el derby, tortilla francesa

No soy yo de regalar palos a lo tonto y a lo loco, y mucho menos 5 jornadas después de comenzar la Liga, pero, tengo la impresión de que la sensación que va creciendo en mi, va creciendo también dentro de más de un seguidor realista. Y es que este pasado domingo, asistimos a la enésima exhibición de falta de pegada, voluntad y mordiente de 11 jugadores vestidos para la ocasión, de naranja.

Cada vez que desde hace dos años me siento frente a una televisión para ver el partido de fuera de casa de la Real, me siento con la misma sensación de mezcla de sentimientos de miedo y esperanza. Miedo de saber cuando va a caer el primero, como vamos a hacer el ridículo esta vez, pero con la esperanza de que esta es, esta es la vez que se rompa la racha y comencemos a parecer un equipo también fuera de casa.

Y es que la Real debería de pintar los estadios de fuera de Donosti como Anoeta, porque el estadio local transforma a los jugadores, y fuera de casa parecemos el Eibar B, con respeto a los armeros. Sin pegada, sin llegada, sin intensidad… sin nada. El culpable no es solo Montanier, a quien más o menos se le atribuye el mérito de la poca eficacia del equipo fuera de casa, sino también de los jugadores que saltan al césped con una actitud de inferioridad que nos va a privar de ganar partidos en cualquier campo, y nos reducirá al ridículo en muchos otros, como el de Mallorca del año pasado.

Y esta sensación que me recorre el interior, es la de que con tal de hacer las cosas, y colocar las piezas como encajan en el puzzle, seríamos capaces de hacer mucho más de lo que hacemos. Ayer Montanier vuelve a apostar por un once cuando menos extraño. Esta pasada semana, sus declaraciones de que Jose Angel para el es un lateral, quedan totalmente demostradas cuando lo coloca en el once inicial, de extremo claro. Sin meterme ya con la razón por la cual Carlos Martinez todavía no le ha ganado el sitio a Estrada, cosa que nunca llego a comprender, lo que hace el preparador francés de medio campo hacia arriba es de pardillo. 

Coloca posiblemente al jugador más en forma, más desequilibrante y más eléctrico de la plantilla en este momento, de 9 falso, aislado de cualquier opción de jugar el balón. Tanto es así que Griezmann tenía que abandonar esa posición para bajar por detrás del centro del campo a tocar el balón para no olvidarse de que forma tiene. A la izquierda, un lateral. Que por más técnico que sea, no deja de ser un lateral. Y a la derecha, a Carlitos Vela, ya que parece ser que Xabi Prieto no está al 100%.

Sin hacer ningún tipo de cambio de cromos, creo que el simple hecho de colocar a Antoine en la derecha, y a Vela de 9 falso, hubiera mejorado la apariencia del equipo. Puestos a cambiar, y a no colocar a Xabi Prieto en el once, creo que el Chory Castro era una opción más que válida, pudiéndole cambiar al descanso si no está todavía para 90 minutos, por la otra pieza que no está para esos minutos como es Xabi Prieto. 

Montanier vuelve a demostrar que el empate fuera de casa le parece un buen resultado, creyendo que en el partido de casa se va a poder ganar. Y la filosofía quizá no sea la más incorrecta, pero es que el día que el empate fuera de casa falla, y en casa tropiezas, te vas a encontrar con 1 de 9 puntos posibles, en el mejor de los casos, y con un equipo dando la imagen del pasado domingo, lo normal es que con 0 de 9. Debates aparte de me gusta más este que aquel, con tal de intentar colocar a los jugadores donde mejor rinden, creo que se solucionarían la mitad de los problemas de la Real. 

Caso aparte merece una vez más el ver, que Ifrán no es una opción en ningún momento de un partido que juegas sin tu 9 referencia en teoría como es Agirretxe. Ifran es parte de la decoración del banquillo, y salvo milagro no parece que con Monty pase a ser nada más que eso. El charrua se acabará cansando y forzando su salida, y en la grada nos tiraremos de los “kinder” por perder un jugador como este. 

Quizá sea prematura tomar decisiones 6 jornadas después del comienzo de la Liga, pero con 0 de 9 fuera de casa este año, y con la visita en el horizonte este sábado a las 20.00 del Athletic en el Derby, creo que tanto el francés al mando como su cuerpo técnico tienen muchas cosas en las que pensar y reflexionar, para que este proyecto, que tiene todos los visos y piezas para ser un proyecto grande, funcione como tal, y no seamos el hazmereir de la prensa cada vez que jugamos fuera de casa.

La posición de Montanier es complicada, y cada uno de los seguidores de la Real tenemos un entrenador dentro. Es posible que no nos pongamos de acuerdo en un once tipo, ya que hay gente que hasta pide que Eñaut sea titular….. pero bueno. Yo solo pretendo que cada uno juegue en su puesto, y que un fontanero no te instale un sistema operativo en el ordenador, ni un electricista te haga los planos de tu casa, porque lo más probable es que todo se acabe rompiendo más facilmente si esto se da así.

Personalmente, no creo que el equipo de la Real tenga mucho secreto. Con 15-16 jugadores en sus puestos, creo que puedes confeccionar cualquier once en función del rival, porque tampoco hay que engañarse, habrá partidos en los que la Real tenga que salir con uno u otro jugador, en función de lo que el equipo rival plantee. Así, creo que un centro del campo con Pardo, Illarra y Antoine puede hacer las delicias de todos en Anoeta contra rivales que se cierren atrás y dejen la pelota a la Real, así como me parece clave colocar a dos jugadores como Ros y Markel contra equipos que jueguen claramente al contragolpe para cerrar mejor el centro, y renunciar algo al juego creativo. Arriba está claro que tenemos pólvora de la buena, pero hay que sacarla al campo. De nada me sirve que en el día en el que Agirretxe esté lesionado, arriba no jueguen ni Ifrán, ni Chory ni Xabi Prieto. Así, damos una clara ventaja al rival, tanto fuera como en casa. El tema defensivo es un capítulo aparte. Está claro que errores o no, Mikel e Iñigo son la dupla del centro, y que los dos mejores laterales están sentados en el banquillo. Lo que defiende Dani Estrada lo defiendo yo, y me sobra la pierna derecha, y la espalda de De la Bella es más ancha que la Castellana. La estrategia de ser más ofensivos por el lateral derecho que por el izquierdo debería invertirse en mi opinión, y plantear una banda izquierda mucho más ofensiva, teniendo en cuenta que siempre vamos a tener un jugador de contención como Markel, Elus o Ros dispuesto a hacer coberturas, ya que un “stopper” en la zona medular es básico para Montanier.

Viene el Athletic, en horas semibajas pero con la recuperación, física, anímica y moral de un Fernando Llorente del que tengo pocas dudas de que la vaya a montar el sábado en Anoeta. Y cualquier resultado podría valer para sacar conclusiones de un trabajo que ya el año pasado se puso en entredicho, y que este año puede acabar por acabar, valga la redundancia, con la confianza de la directiva en el técnico francés (la cual por otro lado tampoco es muy grande).

La pregunta es sabida por todos. ¿Y por quién? Eso, tendrá que ser respondido por los que mandan en el club, y los que saquen la guillotina para cargarse a Monty, que si no cambian mucho las cosas, sobre todo en la imagen que el equipo da, este año, volverá a casa por Navidad, como el turrón.

Sed buenos, o parecedlo

Anuncios

Publicado el 24 septiembre 2012 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: