#11

Debutó un 22 de Junio de 1997 en Anoeta contra el Logroñes. Entre sus compañeros, hay Campeones del Mundo y de Europa como Xabi Alonso. Entre sus rivales, jugadores de talla mundial como Iniesta, Xavi, Messi, Cristiano Ronaldo, Del Piero, Nedved, Raul, Ronaldo, Beckham, Figo, Zidane, Casillas, Valdes, Cesc Fabregas y muchos más. Su pueblo, un pequeño pueblo de poco más de 14.000 habitantes. A jugado en los estadios más representativos del panorama nacional e internacional. Juventus, Galatasaray, Olimpiakos, Olimpique de Lyon, Barça, Madrid, Atletico de Madrid, Athletic de Bilbao…. seguramente, muchos amigos y ningún enemigo cerca. En su historial, muchos momentos buenos seguro.

Cientos de compañeros, muchos más rivales… En su carrera, dos baches insalvables. El descenso de 2007, y su grave lesión de 2005. Dos nombres que nunca olvidará: Joan Oriol y Pino Zamorano.

En contraposición, dos momentos inigualables. El primero, como parte de una dupla que pasará a la historia en todos los corazones txuri urdines, en 2003.El segundo, con la ikurriña como representación del mandamas, como líder de un grupo que hizo historia, más de 40 años después, en 2010.

Brazalete de capitán durante 5 años. 3 de ellos en una categoría que no es digna de su hobestidad, su hombría, su sentimiento, su calidad…. Siendo el líder de un grupo humano que llega a muchos guipuzcoanos al corazón, siendo la cabeza visible de un vestuario de ilusión, garra y coraje. De un vestuario modélico, de un equipo de segundo nivel pero luchador. Siempre cercano, siempre atento, nunca polémico.

Has sabido representar en estos 14 años los valores con los que te formaron en una cantera a la que llegaste con 12 años. Has sabido dar tus mejores años, tus mejores días, tus mayores esfuerzos, a un club, a unos colores que siempre has llevado en el corazón. Sin titubear ningún momento. Nunca. Representando a la Real cuando tocaba, representando a Euskadi cuando tocaba, y asumiendo siempre que te llegaban las críticas. Has sabido sobreponerte a todos los que no te querían aquí. Has sabido estar por encima de lo que esperábamos muchos que si que te queríamos aquí. 14 años en los que no has dejado indiferente a nadie. 14 años en los que has demostrado lo que tiene que ser un profesional del fútbol.

14 años después, te vas. Y te vas de una manera elegante. Dejando paso a la juventud. A Rubén, a Asier, a Markel, a David… sabiendo estar a un lado cuando tocaba. Sabiendo dar palmas cuando también tocaba, y celebrando los goles con esa efusividad y sin ese teatro al que estamos acostumbrados. Anoeta echará de menos ese rechace enviado a la red tras un saque de esquina. Ya no estará el eterno 11 para mandarla, mejor o peor al fondo de la red. Echará de menos ese, “11 kapitaina, Aranburu”. Echará de menos ese discurso siempre correcto, nunca fuera de tono, en ese euskera tan característico de Azpeitia. Esa hermandad con tus compañeros, ese saber estar ante los rivales. Te vas, por la puerta grande, y con un homenaje que te mereces. Como se debería ir un grande como tu, un grande que ha dado todo lo que tenía por esos dos colores que tanto queremos.

424 partidos, Champions League, un subcampeonato, muchas camisetas, pero siempre los mismos colores. El txuri urdin, bajo un escudo, que siempre has llevado en tu corazón y que siempre te recordará como uno de los más grandes que lo llevó nunca sobre el pecho. Te vas siendo el último jugador que quedaba del subcampeonato, te vas siendo capitán en el vestuario, pero también sobre el campo.

Quedan pocos jugadores que sepan lo que es el sentimiento al ponerse esa camiseta, el sentir esos colores como tuyos. Imagino la emoción cuando la vistas por última vez, dentro de 7 días. Esa última vez que te pongas la ikurriña para saltar al campo. Esa última foto de capitanes, esa última arenga para irte con 3 puntos, con un gran sabor de boca, con una victoria en tu último partido. Y ese minuto en el que Montanier decida cambiarte. Con 32.000 personas de pie, al grito de “Mikel, Mikel, Mikel Aranburu”… Espero que te tomes tu tiempo para anudarle el brazalete a Xabi, a Mikel o a quien toque. Que te tomes tu tiempo en mirar alrededor de ese estadio, de disfrutar por última vez de esa imagen desde abajo, porque te cansarás de verlo desde arriba. Que prolongues lo máximo ese abrazo a Rubén, al que cederás tu dorsal, tu sitio en el once, y tus galones. Disfruta ese momento, aunque, sabiendo como eres, dudo que lo hagas. Aun y así, ese tributo, te lo mereces. Por todo lo que nos has dado, siempre estaremos en deuda contigo. Te vas, siendo un grande, nunca lo olvides.

Mil esker Mikel, bihotz bihotzez!! #11

Anuncios

Publicado el 3 mayo 2012 en Real, Siempre subjetivo. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: