En frío

Las cosas en frío se razonan más, en frío se piensa mejor, y en frío, se analiza mejor un partido de fútbol. Los fundamentos y bases del texto que viene a continuación, ya sabéis como son los que me conocéis, son realistas, puristas, pero ante todo, Realistas. Vamos pues.

Hay que partir de que el Derby estaba condicionado por una decisión. Ya no me meto con la decisión de un árbitro X que sancionó con roja directa lo que vio sobre el campo de Granada. No soy de criticar árbitros, sobre todo porque todos los que lo hacen me parecen lo mismo. Llorones. No hay cosa que más asco me de que un culé este año llorando, o un madridista el año pasado. Por una sencilla razón. El que se queja de que le pitan en contra y dice que hay un trasfondo para todo esto, queda retratado cuando le pitan a favor. Esto es fútbol, y hay un árbitro que no tiene repeticiones, y tiene una décima de segundo para decidir si el balón ha pegado en la mano o en el pecho, la entrada es dentro o fuera del area o el balón (como es el caso) está dentro o fuera de la portería. Y es que la decisión a la que aludo no es la de Mateu Lahoz en el gol fantasma, sino en la de el C.E.D.D. que me parece LAMENTABLE que con el vídeo en poder, y el acta en la mano, no sean capaces de ver que la entrada de Illarramendi no es ha hacer daño sino a cortar una contra. Punto. Nada más sobre este tema, ya que nadie habla de él, porque no somos ni Baça ni Madrid. Ahora, me encantaría saber lo que hubiera pasado, si en vez de Illarra es Xabi Alonso, en vez de la Real Sociedad el Real Madrid y en vez de un Derby, un clásico. ESPAÑA se paralizaría, y se posicionaría hasta Rajoy. LAMENTABLE, pero este es el fútbol que tenemos, o como diría el que manda, fuRGol.

El Derby fue un DERBY. Así, en mayusculas. Por faltar a la cita no faltó ni la lluvia, y es que qué es un partido de enfrentamiento directo como un Derby en el Norte, sin lluvia. Pues como el café descafeinado. Los primeros 10 minutos fueron en mi opinión de mayor dominio realista. Montanier había aleccionado a sus jugadores de como salía el Athletic a sus partidos, y más si era un Derby. Además, la tostada inicial esa que suele sacudir a los donostiarras podía ser fatídica. Así, la Real se hizo con la pelota los diez primeros minutos, pero fue una alucinación. A partir de ese momento, Javi Martinez se enteró de que iba la fiesta, puso su motor en marcha, y las ruedas empezaron a dar vueltas. Ander por el centro, Iker y Markel por los extremos, empezaron a dominar el encuentro, y aquello se convirtió en lo que el Athletic quería. Así, a los 25 minutos un gol perfecto por banda derecha de dos jugadores de gran calidad como son Iraola y Susaeta.

(Inciso) A aquellos a los que todavía no les ha quedado claro que esto es un Derby. Que hay ida y vuelta, y que esperemos se juegue durante muchos años, no penséis que realmente lo que duele en Gipuzkoa es que los dos goles sean de un Gipuzkoano. Creedme que nadie se sintió mejor cuando Iñigo Martinez metió aquel chicharro a Iraizoz porque es Bizkaino. Hasta aquí las lecciones de moral)

A partir de ese momento, el Athletic mantuvo el control del partido ya que la Real llegar lo que se dice llegar, llegaba, pero no creaba ningún tipo de peligro a la portería de Gorka. Es más, me atrevería a decir que el descanso le vino hasta bien. Y es que después del cuarto de hora de descanso, a la Real le habían cambiado algo. Nada más salir comenzó la presión más arriba, y hasta la jugada polémica del gol, el Athletic no olió el balón. La jugada del gol fantasma es lo que es. No quieran los del otro lado de la A-8 pretender que no es gol, porque lo es. Que no me empiecen a sacar que si la tangente de hipotenusa ni cristo que lo fundo. El balón entra, y todo el que tiene ojos en la cara lo ve. Ojo. Repito. Lo ve en la repetición, porque en directo nadie se juega 100 euros a que el balón entró. ¿O sí? Pues eso. Lo que deja retratado a Mateu, es que él, ve gol. Porque así se lo dice a su línea en un video difundido por Canal +, donde parece que este le recrimina al línea que no está en la posición correcta para verificar si lo que le ha parecido a Mateu era así. ¿Si está bien pitado? Obviamente no. Pero vuelvo a reiterar que es una décima de segundo lo que hace que el árbitro decida si es gol o no. Y posiblemente un “a mi me parece que sí” desde la banda, hubiera ayudado. Por que Mateu Lahoz no es sospechoso. Por que me revientan los que creen que los árbitros están condicionados por Villar. Y es que si alguien cree realmente, que a un árbitro le da tiempo en cuanto ve una jugada, a pensar si lo que va a pitar le va a gustar o no a Villar, cerramos el chiringuito. Y lo cerramos porque todo es una mentira, y las lIgas se deciden en los despachos y los árbitros son todos iguales. Y ahí sí estoy de acuerdo. Son todos iguales. Personas. Personas que se equivocan, como Mateu el domingo.

Para terminar con la jugada dichosa, argumentar que a mi tampoco me valen los que defienden “si, si, pero aun así hubiera sido un 2-1”. Por favor, decir eso y entender de fútbol es como intentar darle una lección de matemáticas a Albert Einstein. La jugada cambió el partido, pero tampoco tan para mal. Y es que el Athletic estuvo “encerrado” en su campo buena parte de la segunda mitad del partido. Sin embargo, una jugada que también se puede ver falta en el cabezazo de Amorebieta que avanza el balón en la jugada de la falta clamorosa de Mikel Gonzalez, llegó el segundo. La falta, resuelta con maestría por alguien de la calidad de Markel Susaeta, no es menos golazo porque sea el palo del portero. Más si cabe, colocar el balón lejos del alcance del meta, que hace una buena estirada y no llega al balón.

Justo ganador el Athletic. Y el cuestionario en mi caso se cierra de la siguiente manera. Mereció ganar la Real? No. Pudo sacar algo positivo de San Mames? Por supuesto. No olvidéis que esto es fútbol, y no siempre gana el mejor, y sino, que se lo digan a Guardiola.

Para terminar un pequeño repaso de los jugadores. Empezar diciendo que no me sorprendió en exceso el 11 titular, si bien ya comenté la opción de meter velocidad arriba ante la circunstancia de que los dos centrales eran San Jose y Amorebieta. Sin embargo, esa decisión no casa en absoluto con dejar a Ifran fuera de la convocatoria. Detrás de una alineación y de una lista de 18 hay mil explicaciones, y desde fuera solo solemos conocer 1, así que…

Bravo estuvo correcto. Si bien para mi un portero siempre debe de cubrir al 100% su palo en una falta, creo que donde la pone Susaeta llegan muy pocos porteros. En la defensa, volvió a brillar por su ausencia Estrada, ya que ni aporta lo de Charly en ataque, ni defiende lo que defiende el de Lodosa. Los centrales siguen para mi espectaculares mientras que Cadamuro estuvo correcto. El centro del campo notó la baja ya casi eterna de Illarra, pero Markel hizo su trabajo destructivo como siempre. Eché mucho de menos un par de conducciones del capitán de esas en las que recorre los 20 metros entre la posición de Markel y la de un extremo. La entrada de Ruben Pardo dio algo de profundidad al equipo, pero la Real no fue la que es. Y es que en un partido así la Real tiene que tirar de sus dos piezas claves, que quedan retratadas en un partido así. Y esas dos piezas son Antoine Griezmann y Xabi Prieto, que brillaron por su ausencia. Bien es verdad que el donostiarra es la mitad de lo que es al lado de Carlos Martinez si le ponemos a Dani Estrada. Bien es verdad que a Antoine hay que ayudarle y darle un apoyo en corto porque no es alguien que encare, pero desde luego, se debe esperar mucho más de esas dos perlas txuri urdines. Por otro lado, cabe destacar que Carlos Vela sigue siendo un Guadiana en toda regla. Es capaz de lo mejor y de los peor en una misma jugada, y un jugador de su calidad, tiene que apoyar más al equipo. Mikel Rekalde lo resumió como “este sigue a lo suyo” y creo que es el mejor resumen que se puede hacer. Las entradas al campo de Agirretxe y Llorente fueron más fruto del “a ver si cazamos una” que del rigor táctico que el equipo estaba llevando hasta ese momento. Ahora bien. Si el 9 de inicio es Vela, por favor, abstenerse de colgar balones al área ataque si ataque también, ya que Vela puede entrar por la puerta pequeña del Imaginarium sin agacharse. Los centros, a Imanol o Llorente, pero no a Vela. Gracias.

Lo dicho. Felicidad para los vecinos, que se ponen ya 7 puntos por encima creyendo que tienen todo el trabajo hecho, pero la realidad es que el jugar siempre con el mismo 11, les pasará factura a final de Liga, ya que el otro día a falta de 20 minutos, se ahogaban. Todos salvo uno. Por favor, un anti doping urgente a Oscar de Marcos cuando podáis. Muchas gracias.

 

Sed buenos, o parecedlo

Anuncios

Publicado el 6 marzo 2012 en Real, Siempre subjetivo. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: