Autocrítica

Ayer una vez más a la salida de Anoeta y todavía con el susto en el cuerpo, pensaba en intentar justificar las pequeñas injusticias que se producen contra la Real, no a nivel arbitral como el penalty no pitado a Vela, si no a nivel superior, con decisiones de expulsiones fáciles y posteriores castigos desmesurados.

Y es que puede ser que a veces, pensemos que lo que pasa en un estadio de fútbol no repercute a la hora de que los árbitros o los contrarios actúen de una manera u otra tanto en Anoeta, como en los estadios de fuera. ¿Que, de qué hablo? Hablo de los gritos que se oyen desde las gradas de los estadios de fútbol, y que no son más que la representación de una pequeña parte del público que se congrega a ver los partidos. Ejemplo:

Canal + tiene por norma, y para mi acertadamente, colocar un micrófono de ambiente justo al pie del fondo sur del Bernabeu. He leido y oido a muchos que están en contra de una decisión así, ya que se oyen todo tipo de insultos y comentarios racistas. Pues bien, a mi me parece inmejorable, ya que así, todo aquel que esté viendo un partido en su casa, se da cuenta de que tipo de calaña hay en los estadios de fútbol. Y ojo, no hablo de los 80.000 que hay en el Bernabeu, si no de los 2.000, 4.000 o 6.000 si me apuráis que se juntan para insultar, agredir y demás comportamientos antisociales mientras por casualidad, están en un estadio de fútbol. No me gustó oir durante el partido Real Madrid – Athletic gritos de “Euskal Presoak, cámara de gas”, de igual manera que no entiendo que en el Calderón se siga gritando eso de “Aitor Zabaleta, era de la ETA” cuando ese estadio tiene el dudoso honor de ser uno de los pocos en los que se ha cometido un asesinato. No quizá en el estadio en si, si no en sus alrededores, pero lo mismo me da, que me da lo mismo.

El Barça, demostrando una vez más que es un club señor, echó de su estadio a los aficionados más radicales, por una sencilla razón, y es que perjudican la imagen de un club grande como el Barça. No estoy defendiendo que en todos los clubes tenga que pasar lo mismo, pero si que se tomen las medidas oportunas para que la actuación de 100, 200, 500 o 5.000 aficionados no parezca la voz sonante de los 30.000 o 50.000 restantes.

Muchos defienden el atropello arbitral que lleva sufriendo la Real desde hace años. Esto son datos: La Real es el segundo equipo que menos faltas comente, y sin embargo lleva ya 5 expulsiones. Ayer, en una entrada parecida a la de Illarra, de Tiago en el Atletico – Barça, el portugues se llevó la tarjeta amarilla mientras que al de Mutriku le han caído dos partidos. Alejándonos de la injusticia evidente del acto, no pensáis que puede haber una pequeña parte de razonamiento, en la actuación de la zona más “ultra” de Anoeta con ciertos comentarios hacia los rivales? No creo que sea muy bueno para la imagen del club, para el sentimiento y la actuación posterior de los árbitros que vienen, o incluso para los jugadores o posibles aficionados que se sientan como tal, el grito que se oye partido si y partido también desde Peña Mugika se oye el grito de “Españoles Hijos de Puta”.

Un poco de reflexión.

Anuncios

Publicado el 27 febrero 2012 en Real, Siempre subjetivo. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: