100 años

100 años son un centenar de años. Cuando alguien cumple 100 años, celebra su centenario. Hoy es el cumpleaños de mucha gente por el Mundo. Pero hoy, es un día especial para miles de seguidores Guipuzcoanos, que pese a no conocerse entre si, tienen una misma afición en común. Un club de fútbol. A partir de hoy, un club de fútbol, centenario.

Real Sociedad

Real Sociedad

Cierto es, que en España hay muchos clubes centenarios, incluso en Euskadi tenemos ya al Athletic. Hoy, los Guipuzcoanos podemos celebrar, que la Real, nuestra Real, es centenaria.

Después de más de 100 años de historia, que no pretendo conmemorar en este blog, la Real sigue siendo un club grande. Empezamos jugando en Ondarreta, y antes  siquiera de inscribirnos como club, ya ganamos una Copa. La Copa de clubes, que nos dió derecho a jugar la primera temporada de la Primera División. Tras eso, años y años de duro esfuerzo, cientos de jugadores, decenas de presidentes, y otros tantos entrenadores, pero siempre algo en común. Una afición fiel. Y no hablo de todo aquel que hace suyo el club en temporadas como la 80-81, 81-82, 02-03… Hablo de los fieles seguidores, que claman al viento esas palabras que por más melodramáticas que suenen, tienen un significado real. En Primera, o en Preferente, de la Real hasta la muerte.

Los colores de un club no son más que una herencia, o una costumbre adaptada. En mi caso, una herencia. Con escasos 2 años, ya vestía de txuri-urdin. Con algo más de 3, pisaba Atotxa, y recien cumplidos 5, era socio en Anoeta. Desde entonces, que es la historia que yo puedo contar, tardes gloriosas, y noches tristes. De todo ha pasado. Desde el 5-0 al Athletic aquel 28 de Mayo del 95. ¡Cuanto tiempo! Y tanto… Pikabea cumplía 100 partidos de blanquiazul, Guerrero todavía no era ni capitán del Athletic. Meho Kodro goleaba en Anoeta y el Bidasoa de balonmano, todavía era Elgorriaga, y triunfaba en la Liga y en Europa. Las siguientes alegrías fueron menores, más tímidas, hasta que Raynald Denoueix, con un equipo plagado de trabajadores jugadores, consiguió alzarnos hasta la glória, clasificando al club para la máxima competición Europea del año siguiente, en la temporada 2002-2003. Otros recordarán esa temporada con amargo recuerdo. Aquel 15 de Junio donde se mascaba la tragedia. Aquel 22 donde se confirmó pese al 3-0 al Atletico. Aquel día fue triste, pero no por el subcampeonato, sino por despedir a varios jugadores muy queridos por la afición. EL verano siguiente por primera vez en Guipuzcoa, se vivía con más intensidad que nunca un sorteo de Champions League.

No fue una mala temporada en Europa, pero si en Liga, lo que le costó el puesto al francés. Luego llegó el declive. Vendimos al mejor jugador que ha dado Zubieta, trajimos al hijo pródigo desde Inglaterra, y aun así, no pudimos salir del agujero, futbolístico y económico. Unos años más tarde, se confirmó lo que hacía tiempo que rondaba por el verde de Donosti. El descenso.

Desde aquel día, me he sentido más realista aun si cabe. No he faltado un solo día que mis estudios o compromisos me impidiesen a Anoeta. No he dejado de ver ni un solo minuto de partido fuera de casa que cualquier televisión pudiera ofrecerme. No he dejado de escuchar un solo minuto de los partidos de estos últimos dos años y 3 meses. Desde que Savio fallara aquel penalty fatídico en Anoeta, el realista que hay en mi maduró. Maduró hasta convertirse en el que hoy escribe este blog. Lleno de alegría, de ilusión, de ganas por que llegue ese otro domingo, para ver saltar mis colores a un campo de fútbol.

Hoy no es día para valorar si los jugadores que tenemos sienten o no los colores. Corren o dejan de correr. Hoy es un día para saber, por que este club es grande. Y es grande por un sencillo motivo. Que ayer hubo partido. 0-0 en Anoeta contra el Murcia, ofreciendo una pobre imagen, un pobre resultado de comienzo liguero en la tercera temporada del club en Segunda División. Pero somos grandes, porque cualquier otra afición, hubiera dado la espalda al equipo. Pero nosotros, seguimos llevando 15.000 espectadores cada 15 días a ver el club. Nosotros, corremos por las calles de Donosti, luciendo nuestra nueva camiseta del centenário con orgullo, para poder llegar a tiempo al minuto uno de partido. Nosotros, al llegar a casa cabreados por el mal partido y acostarnos, volvemos a tener esperanzas renovadas de ver un nuevo partido en siete días, y estamos convencidos de que ese sí va a ser un gran día. Porque al levantarnos cada mañana, sentimos una llama blanquiazul que nos llena el cuerpo, para darnos ánimos durante el día. Para no hacernos nunca olvidar, por que somos de este club, hoy, centenario.

http://www.cadenaser.com/deportes/audios/historia-sagrada-futbol-jose-antonio-martin-peton-19-03-09/seresc/20090320csrcsrdep_4/Aes/


EHUN URTEZ, AUPA REALA, BETI REALA, BIHOTZETAN

EHUN URTEZ, AUPA REALA, BETI REALA, AMETSETAN

Anuncios

Publicado el 7 septiembre 2009 en Real, Siempre subjetivo. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: