Diario de un día especial

Es 15 de Agosto de 2009, son las 20.00 horas, y salgo de la ducha. En la cama, tengo un pantalón oscuro, habitual en mi, artículos de aseo, y una camiseta de la Real, la camiseta de la Champions de la temporada 2003/2004, ya algo justa para mi, por los centímetros crecidos estos años.

20.10  Salgo de casa en el coche con mi padre y un amigo, recogémos a otros dos, y nos dirigimos a la salida de Zarauz, para recorrer los pocos kilómetros que nos separaban de la capital Guipuzcoana.

20.30  Tras dejar el coche en el aparcamiento de Amara, nos dirigimos a un bar de una calle perpendicular a la Avenida Madrid, que enlaza el Hotel Amara Plaza con el Estadio Municipal de Anoeta. El ambiente por dicha avenida, ya es festivo. Cientos de aficionados, de los cuales la mayoría llevan una camiseta txuri-urdin, de distintas épocas. Predominan las camisetas como la mía, y de vez en cuando se ve una del centenario, de la cual me siento orgulloso. Me gusta el diseño. Me gustó en el dibujo, me disgustó cuando se la vi a Aranburu, pero me gusta ahora.

20.50  Refrigerio en mano, voy entrando poco a poco en el ambiente. El calor es increible, y nos acercamos poco a poco al Estadio.

21.10  Ocupo mi asiento en el estadio. Siempre me ha parecido un sitio privilegiado. Puerta 5, Sector 5, Asiento 105, detrás del banquillo visitante. Una ubicación excelente, para verlo todo. El partido, la fiesta, el calentamiento, el ambiente… Dentro de mi nerviosismo por la excitación del momento, sacó el bocadillo de la cena, y comienzo a comerme la mitad.

21.15  Con rigurosa puntualidad, el speaker de la noche, hace la presentación de lo que será la presentación realista. Por primera vez en mi vida asisto a una de la primera plantilla realista. Con gran estruendo, suena el nombre de Claudio Bravo por megafonía, y el chileno sale del tunel de vestuarios, bajo la ovación de la grada, poblada por unos 18.000 espectadores en ese momento, y recorre su camino hasta el centro del campo, colocándose en el lugar donde posará la plantilla. Uno a uno, Eñaut, Riesgo, Toño, Esnaola, Mikel Gonzalez, Ansotegui… salen bajo la ovación realista. Los últimos, Xabi Prieto y Mikel Aranburu, los dos capitanes realistas, salen bajó la mayor ovación hasta el momento. La mayor de todas, se haría esperar. Martín Lasarte cierra el grupo, y posan para los fotógrafos durante más de un minuto.

21.30  Con 5 minutos de retraso, los jugadores entran al vestuario a cambiarse, para calentar. Comento la presentación con mi amigo, y me muestro algo decepcionado con Astore. Principalmente por no lanzar una mayor remesa de camisetas para que pudiera lucirla en ese partido, y segundo por no hacer algo especial con la camiseta de los porteros, que en la presentación es la azul celeste ya lucida la temporada anterior.

21.35  El Madrid sale a calentar ante una atronadora pitada,  como acostumbraba cuando los madrileños jugaban en Liga. Pocos momentos más tarde, lo hace la Real, vistiendo atuendo de entrenamiento. En los videomarcadores, reflejadas varias imágenes de la historia de la Real, entre ellas, el mejor gol que ha visto Anoeta en sus 16 años de historia. El de Xabi Alonso al portero de su actual plantilla, Iker Casillas. Una pequeña tamborrada recorre los 400 metros de la pista de Anoeta hasta plantarse frene a la tribuna principal a la altura del centro del campo, donde tocan la Marcha de San Sebastian, seguida por todos los aficionados, a buen ritmo. A su finalización, 100 chavales hacen entrada de la bandera del centenario de la Real y recorren la pista hasta colocarla en el centro del campo.

21.50  Mientras el organizados del evento coloca la bandera bien en el centro, Mikel Erentxun, Andoni Egaña y dos personas más que no conozco, salen por el tunel de vestuarios, para cantar el himno del centenario, desde un improvisado escenario colocado en el centro del campo, donde estaban hace poco, posando los jugadores. Mikel Erentxun, sobreactuado en mi opinión, entona la canción mientras los dos equipos hacen su entrada.

22.00  Tras un improvisado final del himno, arengando a la afición, los jugadores se saludan entre ellos, deteniendose Xabi con cada uno de los que coincidiera en su pasado realista, y posan para la foto oficial. Xabi e acerca al banquillo, y coge a un niño pequeño que luce una camiseta impolutamente blanca del Real Madrid, para que pose con él. Después me enteraría que es Jon, su hijo.

22.05  Con un retraso leve, Anoeta se pone en pie para recordar, a todos los aficionados, jugadores, presidentes, directivos y entrenadores fallecidos en la historia de la Real. También al ya desaparecido Dani Jarque. Estos momentos, son emocionantes, porque es el único momentos que reina el silencio entre las más de 25.000 personas que ya estamos en nuestros asientos. Desde el fondo Sur, se oyen unos gritos, que lejos de los reproches comunes, claman al cielo, “Aitor, Aitor, Aitor Zabaleta” en un recordatorio especial para el desaparecido seguidor asesinado en el partido de UEFA frente al Atletico.

22.06  Comienza el partido del centenario. El speaker como es normal, comienza con la alineación visitante. Bajo un abrumador pitido generalizado, nombra a Casillas, Torres, Raul, Kaká, Cristiano Ronaldo, Guti, Drenthe, Albiol, Benzemá, Xabi Alonso (tímidos aplausos bajo el estruendo) y Garay. El ambiente cambia, para volverse un mar de aplausos cuando son nombrados Bravo, Elustondo, Labaka, Agirretxe, Xabi Prieto, Ansotegi, Zurutuza, Rivas, Jonathan Estrada, Dani Estrada y De la Bella.

22.52  Termina la primera mitad, después de un buen juego realista, ocasiones del Madrid, pero una alegría generalizada. Mientras en la tribuna la gente se pelea por balones lanzados por los chavales hacia las gradas, doy curso a mi segundo cacho de bocadillo y un largo trago de fanta naranja.

23.07  Comienza la segunda mitad, con el único cambio de Arbeloa por Torres.

23.40  El momento ha llegado. Manuel Pelegrini es un hombre inteligente, sabe que Xabi a vuelto a casa, y que se merece ser despedido. Lejos queda la despedida de Raul bajo pitos (Buen partido del capitán), de Kaká, bajo una tímida ovación (el mejor) y de CR9, bajo una sonora pitada una vez más, por su chulería demostrada en el campo. En la zona del cambio, aguardan para entrar Pepe y Sneijder, junto con dos jugadores realistas. El cuarto arbitro levanta el cartelón, y muestra el 22. Mi cerebro lo asocia enseguida. Dani Estrada. Sin embargo, a mi alrededor ocurre algo, que me hace darme cuentra de mi error. La gente se levanta. Entonces miro al terreno de juego. El 22 madridista, avanza mientras gira sobre si mismo, aplaudiendo con sus brazos en alto. Se me pone carne de gallina. Mas de 25.000 personas aplauden a unísono. Xabi se para, vuelve a girarse, y agradece la mayor ovación que los 16 años que tiene Anoeta ha vivido. Llegando al banquillo, sigue agradeciendo el apoyo.

00.00  Ya es 16 de Agosto, el partido a terminado con 0-2, goles de Benzemá y Sneijder. La Real ha dado una buena imagen. El típico cambio de camisetas concluye, con Xabi Alonso dirigiendose al vestuario, una vez más aclamado por el público, parándose ha hablar con el periodista que le aguarda en la boca del tunel. Tras un par de minutos de conversación, desaparece del terreno de juego. El speaker a tomado la palabra, y las luces del estadio se apagan. Comienza el fin de fiesta.

00.03  Un narrador avanza hasta el centro del campo, bajo la única luz de unos focos encendidos por las bandas. Mientras relatan distintas épocas y triunfos realistas, la gente se levanta para observar el espectáculo. El final de la narración, llega acompañado de un estallido de luz, y la entrada de una nueva cantante. Se encienden las bengalas de los espectadores, dejando ver una imagen preciosa de Anoeta, nunca vista antes. El Zorionak Zuri, cantado desde el centro del campo y coreado por la numerosa afición congregada al final del partido, da paso al himno realista entre fuegos artificiales, y una luz rojiza de los focos, y las bengalas que en el fondo de la peña Mugika se han encendido.

00.25 Una vez más, ya en el coche de vuelta hacia casa, hago un repaso mental de lo vivido ese día. Recuerdo el subcampeonato, el descenso, los partidos de Champions, la despedida de Xabi, la agonía de Vitoria, la fatídica tarde de Vigo, y sueño con un ascenso, el de este año. Tras todo el repaso, sólo tengo clara una cosa. Estoy orgulloso de pertenecer, a un club como este, a un club centenario como la Real Sociedad.

EHUN URTEZ AUPA REALA, GORA REALA, BIHOTZETAN

EHUN URTEZ AUPA REALA, GORE REALA, AHOTSETAN

Anuncios

Publicado el 17 agosto 2009 en La vida es algo más, Real, Siempre subjetivo. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Muy bien Alvaro muy bien. Y un día muy emotivo para la Real. Anduve por allí (por Donosti, no por Anoeta) el sábado y había un ambiente realzale que pocas veces he visto. Sois y seréis grandes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: