Año III después del descenso

El día en que media España ve como la selección pasa por encima de una menor Nueva Zelanda, con un juego envidiable y sólo equiparable al del Barça 9.800 valientes acudieron al estadio municipal de Anoeta para ver el último partido del Año II después del descenso de una Real muy mermada en cuanto a las bajas. ültimo partido de varios. En banquillo, en grada, en el rectángulo de juego… Despedida de Caneda y de Lillo del banquillo. Despedida de Moha, Abreu, Necati, “Castillo”, “Diaz de Cerio” y muchos otros que luego trataré. Despedida también de gente que harta de ver lo que ve, no renovará el abono, y no verá la tercera temporada de su equipo en la división de plata.

Hace 15 días que se confirmó matematicamente que la Real no podría subir.

Lillo

Lillo

Lillo y Caneda, siempre han dicho amar por encima de todo a la Real. Siempre han dicho que si saldrían, saldrían con dignidad y aplomo. Falso. En el minuto uno después de conocer que la Real seguiría una temporada más en Segunda, no debería de haber peleado ninguno de los partidos, a capa y espada. Sabía que no iba a seguir, y pese a ello, se ha empeñado en mantener su idea hasta el final. Que Castillo se borrara del partido de ayer (no tiene otra palabra) le dió la oportunidad a un Sarasola que en su debut hace casi dos años, hizo un pésimo partido agonizado por los nervios que invadiían al chaval. La inclusión de Ros en el once, de forma obligada o no es la única buena noticia. Es bochornoso que Viguera no haya jugado ni un solo minuto desde la fatídica noticia. Que Toño Ramirez ayer no fuese titular, pese a la baja de Bravo, ya que el año que viene será el suplente de Eñaut, que mejor manera de debutar que en un partido ante tu afición y sin mayor presión que lograr 3 puntos más en la clasificación. Abreu, que se sabe que no sigue, tampoco debería haber jugado, y debía haber ofrecido a Necati la despedida que se merecía, por su esfuerzo y entrega de este año. Somos muchos los que si nos diesen a elegir uno entre Loco y Neyo, elegiríamos al turco.

Necati Ates

Necati Ates

La entrega el esfuerzo y el tesón demostrados con la elástica txuri urdin, le hacen merecedor de un premio así. Loco volvió a mojar ayer, y sus 11 goles no se le escapan a nadie. Pero esta Real no puede funcionar con alguien que en un dos para uno, sólo tiene entre ceja y ceja chutar entre los tres palos, o tiene la cabezoneria de intentar meterla como el quiere, sin buscar la mejor opción. (Vease el partido de Eibar).

Marcos

Marcos

Moha

Moha

Moha y Marcos, han ido de más a menos. Este último a demostrado los últimos dos meses no estar con la cabeza en San Sebastian, pero su calidad ha sido indiscutida durante la campaña.

Capítulo aparte merecen las dos “joyas” blanquiazules, Xabi Castillo e Iñigo Diaz de Cerio. Lejos de apechugar y jugar su último partido ante su afición, el primero se borra del partido con una ligera gastronteritis. Con el segundo no voy a consumir ni una sola letra más.

Xabi Castillo

Xabi Castillo

De Cerio

De Cerio

Frente al juego que desplegó ayer la selección, los aficionados de Anoeta tuvieron que sufrir el vigesimo primer partido plano, sin garra y falto de actitud de su equipo. No se le podrá negar a Lillo, que ha sabido como jugar fuera de casa, ya que ha conseguido unos números aceptables. Pero bajo ningún concepto, un equipo que aspira al ascenso puede ganar 8 partidos y empatar 9 en casa. 33 puntos de 63 posibles en casa, hacen algo más que un mísero 50%, y así, no se sube.

No conozco al nuevo entrenador, ni a su segundo. Pero me merecerá un respeto, si el juego del equipo en casa, sufre un giro de 180º y se convierte en algo parecido a lo vivido con anteriores técnicos. Anoeta fue un fortín, y se a convertido en un hospital, de donde todo el que entra, sale con puntos. No sirve jugar con defensa de 3, si luego alinéas sólo a un punta. De nada sirve jugar al ataque, si tu línea de creación es Markel-Rivas. Lillo ha defendido siempre, que es más de jugadores y aptitudes que de posiciones. Si por algo se a caracterizado Lillo, es por sus liadas, o más comunmente “lilladas”.

Deseo profundamente a Martín Lasarte, una buena temporada, éxitos con la Real, y que nos pueda subir a Primera. Suerte, ya que desde hoy comienza, el Año III, después del descenso.

Anuncios

Publicado el 15 junio 2009 en Real, Siempre subjetivo. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Lillo no puede sacar canteranos a tutiplén, por que en todo momento tiene que tener 7 jugadores con ficha del primer equipo en el campo.

    Nei Lillo gustatu zait, entrenadore gutxi izan die horren babestuk bere jugadorengatik, zerbaitegatik izangoa.

    Ondo segi Alvaro. Ah! Ta zorionak!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: